Género y Vejez

Dentro de las distintas  temáticas que surgen a partir del estudio de las relaciones de género durante el curso de vida, se ha visualizado la pertinencia del estudio específico de las relaciones de género y la vejez.

Esto se debe a la importancia de los impactos en la vida de las personas mayores, de sus trayectorias vitales y de las relaciones sociales desarrolladas durante las mismas. En este sentido, las consecuencias de que las mujeres se dediquen al cuidado de los otros durante toda la vida poniendo permantentemente en riesgo su situación en relación al mercado de empleo genera una débil autonomía económica en la vejez. Esto hace que las mujeres mayores dependan en sus últimos años de vida de las negociaciones intrafamiliares con hijos/as o sus parejas (en caso de que estén vivas).

Por otra parte, la restricción económica también se refleja en la invisibilidad del trabajo de cuidado que ellas realizan en el marco de los hogares ya sea cuidando de las personas mayores dependientes como de sus nietos, impactando en la posibilidad que sus hijas mujeres tienen de permanecer en el mercado laboral.

Esta incipiente línea de investigación, pretende desarrollarse de manera interdisciplinaria participando en intercambios con el Centro Interdisciplinario de Envejecimiento (CIEn) del que participan centros como la Facultad de Psicología, Medicina y dentro de Ciencias Sociales, colegas especializados en Demografía y Sociología.

Género y Vejez

Dentro de las distintas  temáticas que surgen a partir del estudio de las relaciones de género durante el curso de vida, se ha visualizado la pertinencia del estudio específico de las relaciones de género y la vejez.

Esto se debe a la importancia de los impactos en la vida de las personas mayores, de sus trayectorias vitales y de las relaciones sociales desarrolladas durante las mismas. En este sentido, las consecuencias de que las mujeres se dediquen al cuidado de los otros durante toda la vida poniendo permantentemente en riesgo su situación en relación al mercado de empleo genera una débil autonomía económica en la vejez. Esto hace que las mujeres mayores dependan en sus últimos años de vida de las negociaciones intrafamiliares con hijos/as o sus parejas (en caso de que estén vivas).

Por otra parte, la restricción económica también se refleja en la invisibilidad del trabajo de cuidado que ellas realizan en el marco de los hogares ya sea cuidando de las personas mayores dependientes como de sus nietos, impactando en la posibilidad que sus hijas mujeres tienen de permanecer en el mercado laboral.

Esta incipiente línea de investigación, pretende desarrollarse de manera interdisciplinaria participando en intercambios con el Centro Interdisciplinario de Envejecimiento (CIEn) del que participan centros como la Facultad de Psicología, Medicina y dentro de Ciencias Sociales, colegas especializados en Demografía y Sociología.