Carreras de Grado

LICENCIATURA EN TRABAJO SOCIAL

El Trabajo Social construye su espacio profesional a partir de una problematización de las necesidades humanas, los procesos de colectivización y las formas sociales de satisfacción. Su intervención se concreta entre objetividades y subjetividades. Por un lado, supone una relación intersubjetiva en la estructuración y transformación de los procesos que buscan la colectivización de las necesidades y sus variadas formas de satisfacción. Al mismo tiempo, la intervención requiere de objetividades, materializaciones, instituciones y equipamientos de diverso tipo, que habiliten los procesos de realización de las necesidades en una determinada sociedad.

 Se trata de una disciplina cuyo objetivo es la intervención, dirigida al abordaje de problemas sociales (que se constituyen en su objeto), desde la práctica (fundamentada en la teoría social) y con los sujetos involucrados en ella, apuntando a la mejora de su calidad de vida y al desarrollo de sus potencialidades no resueltas. El Trabajo Social interviene en el marco de políticas sociales en instituciones públicas, privadas o mixtas.

 Como profesión de la participación, actúa en procesos de toma de decisiones, facilitando el involucramiento de los afectados por las problemáticas, propiciando la ampliación de su injerencia en las cuestiones que les atañen y promoviendo acciones tendientes a la visibilidad pública del debate acerca de la “cosa pública”.

 La intervención profesional se construye desde la interacción de tres dimensiones: investigativa, socio-pedagógica y asistencial; transversalizadas por una dimensión ético-política.

 La dimensión investigativa, se orienta a la producción y generación de conocimientos que aporten al análisis y la comprensión de la realidad social, tanto desde el Trabajo Social como desde las Ciencias Sociales, incluyendo de manera sistemática la teoría social y su particular articulación con la práctica.

 La dimensión asistencial está dirigida a la efectivización de derechos en el marco de servicios, prestaciones y acceso a recursos. Implica el manejo de información, orientación y concientización en el ejercicio de la ciudadanía de los sujetos acreedores de esos derechos.

La dimensión pedagógico-educativa o socio-pedagógica, apunta a procesos de aprendizaje y de cambio en las condiciones – materiales y simbólicas – de vida de los sujetos. Apunta al desarrollo de potencialidades y capacidades intelectuales, organizativas y afectivas. Actúa en la promoción de nuevas formas de relacionamiento y prácticas sociales fundadas en la participación, en la implicancia y en la interacción de los sujetos con su realidad, problematizar las condicionantes culturales e históricas “instituidas” y alentar los cambios “instituyentes” de un futuro inédito.

 La dimensión ético-política que atraviesa toda la práctica profesional, trata de inscribir la intervención y la transformación social en el marco de proyectos societales alternativos. Como construcción colectiva está cristalizada en el Código de Ética Profesional (2001).

En este sentido, el perfil de egreso del Licenciado en Trabajo Social se compone de los siguientes aspectos:

 1. un profesional informado, crítico y propositivo con capacidad para desarrollar procesos de intervención e investigación a través de la integración de componentes teórico-metodológicos de las Ciencias Sociales y de la disciplina en particular;

 2. con capacidad para relacionar creativamente capacitación y compromiso; reflexionando sobre su práctica respecto a las vinculaciones entre saber y posicionamiento;

 3. comprometido con el protagonismo efectivo de los sujetos sociales;

 4. rigurosamente formado en los componentes teórico – metodológicos de las ciencias sociales y de la disciplina, con capacidad de fundamentar el sentido de su acción e identificar el instrumental técnico –operativo necesario para su intervención profesional;

 5. capaz de realizar acciones profesionales tanto a los niveles de asesoramiento, planificación, negociación, investigación e implementación de políticas sociales, así como la formulación, gestión y evaluación de programas y servicios sociales.

 

Plan de Estudios 2009

Formato B Ciclo Avanzado Plan 2009

Plan de Estudios 2009 Malla Curricular

Reglamento Licenciatura Plan 2009

Previaturas cursos Plan 2009

Previaturas exámenes Plan 2009

Reglamento Licenciatura Plan 92

Previaturas Plan 92

Tutores monografía final de grado

Grupos Proyectos Integrales I 2017

Grupos Proyectos Integrales II 2017

Carreras de Grado

LICENCIATURA EN TRABAJO SOCIAL

El Trabajo Social construye su espacio profesional a partir de una problematización de las necesidades humanas, los procesos de colectivización y las formas sociales de satisfacción. Su intervención se concreta entre objetividades y subjetividades. Por un lado, supone una relación intersubjetiva en la estructuración y transformación de los procesos que buscan la colectivización de las necesidades y sus variadas formas de satisfacción. Al mismo tiempo, la intervención requiere de objetividades, materializaciones, instituciones y equipamientos de diverso tipo, que habiliten los procesos de realización de las necesidades en una determinada sociedad.

 Se trata de una disciplina cuyo objetivo es la intervención, dirigida al abordaje de problemas sociales (que se constituyen en su objeto), desde la práctica (fundamentada en la teoría social) y con los sujetos involucrados en ella, apuntando a la mejora de su calidad de vida y al desarrollo de sus potencialidades no resueltas. El Trabajo Social interviene en el marco de políticas sociales en instituciones públicas, privadas o mixtas.

 Como profesión de la participación, actúa en procesos de toma de decisiones, facilitando el involucramiento de los afectados por las problemáticas, propiciando la ampliación de su injerencia en las cuestiones que les atañen y promoviendo acciones tendientes a la visibilidad pública del debate acerca de la “cosa pública”.

 La intervención profesional se construye desde la interacción de tres dimensiones: investigativa, socio-pedagógica y asistencial; transversalizadas por una dimensión ético-política.

 La dimensión investigativa, se orienta a la producción y generación de conocimientos que aporten al análisis y la comprensión de la realidad social, tanto desde el Trabajo Social como desde las Ciencias Sociales, incluyendo de manera sistemática la teoría social y su particular articulación con la práctica.

 La dimensión asistencial está dirigida a la efectivización de derechos en el marco de servicios, prestaciones y acceso a recursos. Implica el manejo de información, orientación y concientización en el ejercicio de la ciudadanía de los sujetos acreedores de esos derechos.

La dimensión pedagógico-educativa o socio-pedagógica, apunta a procesos de aprendizaje y de cambio en las condiciones – materiales y simbólicas – de vida de los sujetos. Apunta al desarrollo de potencialidades y capacidades intelectuales, organizativas y afectivas. Actúa en la promoción de nuevas formas de relacionamiento y prácticas sociales fundadas en la participación, en la implicancia y en la interacción de los sujetos con su realidad, problematizar las condicionantes culturales e históricas “instituidas” y alentar los cambios “instituyentes” de un futuro inédito.

 La dimensión ético-política que atraviesa toda la práctica profesional, trata de inscribir la intervención y la transformación social en el marco de proyectos societales alternativos. Como construcción colectiva está cristalizada en el Código de Ética Profesional (2001).

En este sentido, el perfil de egreso del Licenciado en Trabajo Social se compone de los siguientes aspectos:

 1. un profesional informado, crítico y propositivo con capacidad para desarrollar procesos de intervención e investigación a través de la integración de componentes teórico-metodológicos de las Ciencias Sociales y de la disciplina en particular;

 2. con capacidad para relacionar creativamente capacitación y compromiso; reflexionando sobre su práctica respecto a las vinculaciones entre saber y posicionamiento;

 3. comprometido con el protagonismo efectivo de los sujetos sociales;

 4. rigurosamente formado en los componentes teórico – metodológicos de las ciencias sociales y de la disciplina, con capacidad de fundamentar el sentido de su acción e identificar el instrumental técnico –operativo necesario para su intervención profesional;

 5. capaz de realizar acciones profesionales tanto a los niveles de asesoramiento, planificación, negociación, investigación e implementación de políticas sociales, así como la formulación, gestión y evaluación de programas y servicios sociales.

 

Plan de Estudios 2009

Formato B Ciclo Avanzado Plan 2009

Plan de Estudios 2009 Malla Curricular

Reglamento Licenciatura Plan 2009

Previaturas cursos Plan 2009

Previaturas exámenes Plan 2009

Reglamento Licenciatura Plan 92

Previaturas Plan 92

Tutores monografía final de grado

Grupos Proyectos Integrales I 2017

Grupos Proyectos Integrales II 2017