Ciencias Sociales

Lanzamiento de la Maestría y Diploma en Políticas Públicas

DSC_0006-6

El 20 de marzo tuvo lugar la presentación de la Maestría y Diploma en Políticas Públicas en una actividad dirigida especialmente a la primera generación de estudiantes.

En el encuentro, hicieron uso de la palabra el rector de la Universidad de la República Roberto Markarian, el decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Diego Piñeiro, el coordinador del Comité Académico de la Maestría Conrado Ramos, el director de la Oficina Nacional de Servicio Civil (ONSC) Alberto Scavarelli, el profesor invitado de la Universidad de Pittsburgh, presidente fundador de la International Public Policy Association (IPPA) Guy Peters, a cargo del curso introductorio de la nueva edición de la maestría.

La exposición del programa a cargo de Conrado Ramos versó sobre una serie de ejes clave. En primer lugar, se presentó al equipo a cargo de la maestría (su comité académico y coordinación) y al plantel docente fundamentalmente constituido por el Departamento de Ciencia Política y el de Sociología. A continuación, se repasó el objetivo de la maestría, en torno a la formación de nuevos investigadores y a la calificación de estudiantes en el análisis y gestión de programas y proyectos vinculados al sector público. Específicamente, la maestría combina una orientación académica con un enfoque profesional, en la medida en que existe una necesidad objetiva de formar profesionales en la temática, no resuelta hasta ahora por la oferta de posgrados de la Universidad de la República. Asimismo, haciendo foco en la cohorte de los 35 estudiantes seleccionados para la edición 2017-2018, se remarcó una distribución de género y generacional donde predominan las mujeres jóvenes, así como una amplia pluralidad de perfiles profesionales, de acuerdo a su diversa formación de grado y posgrado.

En cuanto a las competencias buscadas por el programa de estudios, se espera que una vez egresados, los estudiantes estén capacitados para: analizar los problemas de política pública mirados desde una perspectiva que contemple la necesidad de armonizar las distintas racionalidades que allí se expresan; formular y analizar políticas: planificación estratégica, identificación de problemas políticos, diseño de soluciones alternativas, presentación de resultados y análisis prospectivo; gestionar y hacer seguimiento de proyectos; comprender teóricamente y manejar herramientas para formular proyectos y evaluar resultados e impacto de las políticas públicas; desarrollar técnicas de presupuestación de proyectos y programas; f. Gestionar el rol de los liderazgos en las organizaciones, el talento humano y las técnicas de negociación.

A su vez, se recalcó el carácter multidisciplinario del programa, que recoge afluentes principales de la ciencia política y la sociología, pero también de disciplinas afines como la economía, la gestión pública y el derecho público; y la posibilidad para el estudiantado de adoptar una línea de especialización temática en: bienestar y protección social, política y gestión educativa o gestión pública.

A modo de cierre de la jornada, tuvo lugar la conferencia del Profesor Guy Peters titulada «The Future of Policy Analysis and Policy Advice». El destacado académico norteamericano se refirió a la paradójica situación actual de las ciencias sociales que, según Peters, se encuentran en el mejor y en el peor de los tiempos para el análisis de políticas públicas. Por una parte, nunca antes el análisis ha tenido la posibilidad de ser tan extremadamente efectivo como ahora. Para esa afirmación, se basó primeramente en los numerosos apoyos institucionales para el análisis de políticas (mencionando la expansión de esta tarea en los poderes legislativos, a través de think tanks, de la academia y de organismos internacionales) y en la popularidad de la política basada en evidencia (declamada actualmente como un mantra, a pesar de los consabidos problemas para aprender y transferir políticas). A su vez, se apoyó en el aumento de la disponibilidad general de la información y de una más extendida capacidad para recolectarla, que ya no es privativa de ciertas élites (en un proceso de «apertura de la ciencia»). Si bien ello conduce a pensar que los grupos sociales pueden volverse más efectivos, conlleva riesgos de predominancia de lobistas en el sistema político. Asimismo, se refirió al importante fenómeno del Big data, incluso cuando este no debería reemplazar los análisis casuísticos en profundidad. Por otra parte, el análisis de políticas puede generar mayores rechazos que nunca, de la mano de preocupantes fenómenos emergentes como la «posverdad» y los «hechos alternativos», que marcan un retorno de la ideología en detrimento de la investigación evaluativa y fuertemente asociado a un crecimiento del escepticismo ciudadano frente al Gobierno. Del mismo modo, observó con preocupación el desacople entre políticos, técnicos y burócratas, a la vez que planteó sus reparos acerca de la pertinencia de la inmensa cantidad de información disponible.

Los cursos formales de la maestría iniciarán a mediados de abril y finalizarán en el segundo semestre de 2018 con el egreso de la primera generación de estudiantes.

* Esta nota fue realizada con aportes del docente Mauro Casa González

Comparte este contenido

  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Gmail