El rector de la Universidad propuso en comisión de Cámara de Diputados pensar en el largo plazo

El rector de la Universidad de la República, Rodrigo Arim se reunió en el día de ayer con la Comisión de Presupuestos integrada con Hacienda de la Cámara de Diputados donde expuso la necesidad de invertir en educación superior y de pensar en el largo plazo.

Arim declaró a la prensa que desde la Universidad debe lograrse que más jóvenes accedan a la educación terciaria superior y egresen de ella. Manifestó que el presupuesto que plantea la Udelar, con el mensaje presupuestal desde el Gobierno, «difiere un 100% en la medida que la asignación presupuestal que el Poder Ejecutivo ha incorporado en su proyecto es de 0» y agregó que «hay un conjunto de procesos que están en cuestión en estas circunstancias» y de que de ellos corre riesgo toda la sociedad, como la continuidad de las carreras en el interior del país: medicina, veterinaria y contador público, que calificó como «vulnerables ante la ausencia de recursos incrementales». En referencia a ello, Arim sostuvo que es probable que se tomen medidas restrictivas en los próximos años.

El régimen de dedicación total, que define como «el principal régimen que tenemos en el país para incorporar científicos y académicos a trabajo más general» también se verá afectado. «Necesitamos tener más horas docentes, más horas de funcionarios no docentes y más infraestructura», puntualizó.

Además se refirió a la expectativa que tiene la institución educativa de incrementar la cantidad de estudiantes en los próximos 5 años de 139.000 a 145.ooo e hizo hincapié en la necesidad de fortalecer un sistema de becas que se encuentra «sobredemandado producto de la crisis económica y social». «¿Cómo vamos a responder como país?» cuestionó.

«Cuando uno administra recursos, toma decisiones. La Udelar las ha tomado, decisiones que son importantes pero a la misma vez desprotegen otras áreas» y ejemplificó en la decisión de hace 10 años que priorizó al interior logrando actualmente 20.000 estudiantes inscriptos. Sin embargo, las facultades de Montevideo tuvieron solo un 5% de incremento en su poder de compra en sus últimos 10 años, donde mantuvo un crecimiento sostenible en la matrícula, afirmó.

El rector recordó que el incremento solicitado es del orden de 5% para 2021 y en promedio 8% por año en los siguientes del quinquenio, en el entendido de que «estamos en una situación crítica del punto de vista social y económico».

«Es lo que el país necesita para no perder algunos escalones en la comparación internacional y algunos insumos absolutamente relevantes para pensar en el desarrollo en el largo plazo también». «Si no invertimos en educación superior, vamos a tener dificultades en la próxima década de lo que no hicimos hoy», finalizó.

»Ver declaraciones

Cerrar menú
Translate