Una mirada más amplia para tratar la copia y el plagio

El Grupo de trabajo sobre competencias comunicativas y prevención del plagio de la Facultad de Ciencias Sociales (FCS) en su Encuentro virtual con docentes de la institución, expuso sobre los aportes realizados durante 2020, la importancia de enseñar sobre copia y plagio desde una mirada amplia y no punitiva, así como de reflexionar sobre posibilidades de mejora frente a los procedimientos vigentes para tales situaciones.

La actividad, llevada adelante por las representantes del grupo la asistente académica Paula Duffour y la profesora Mariángeles Caneiro, contó con la participación de docentes de la FCS, a quienes se les manifestaron las acciones impulsadas por el equipo desde la creación de la Comisión de comprensión, lectura y escritura académica de estudiantes en 2020, entre las que se destaca la campaña sobre «Buenas prácticas ante plagio en FCS» que incluyó actividades semipresenciales en el marco de la presentación de las carreras a la generación de ingreso y la difusión de contenidos de apoyo mediante varios medios institucionales como la web y las redes sociales.

En la instancia, Caneiro recalcó la importancia de trabajar desde otro enfoque: «En la prevención del plagio como un aspecto de procesos de alfabetización informacional y acedémica» que fija su mirada en «tratar de delinear algunas acciones que vayan encadenadas a evitar prácticas de copia y plagio pero también a posibilitar otro tipo de relacionamiento con las ideas ajenas, con el saber».

Desde la perspectiva del grupo de trabajo, las acciones se encuentran inmersas en un sentido de amplitud, referente a que «no van solamente dirigidas a lo que son los reglamentos y la sanción» según sostuvo la docente y explicó que se debe apuntar «a lo que son las habilidades comunicativas y el manejo de la información en tanto comprensión de textos» así como al desarrollo de las «habilidades que permitan producir textos con un uso responsable de la información de manera de por lo menos quitar o disminuir lo que son prácticas de copia y plagio por desconocimiento o falta de habilidades».

El plan de trabajo

La Comisión cuenta con un Plan de Trabajo transversalizado por el Plan de Acción de Enseñanza, aprobado por el Consejo de FCS que plantea acciones desde 2020 a 2023 para la enseñanza de grado en la institución.

Según explicó Duffour, cuatro son los objetivos principales: Evaluar competencias comunicativas de estudiantes; consolidar estrategias de apoyo estudiantiles; Difundir acuerdos institucionales entre estudiantes y docentes e; Incluir alfabetización académica en formación docente.

Sobre el primer objetivo, el grupo se encuentra diseñando una «prueba piloto de evaluación o diagnóstico» para evaluar las habilidades con las que ingresan los estudiantes a cursar. En tanto, referente a las estrategias comunicacionales, se pretende integrar un «apoyo al desarrollo de estas capacidades de forma transversal a las carreras y a la formación en FCS», sostuvo. En cuanto al tercer objetivo,  el grupo intentará consolidar en la comunidad estudiantil los conceptos sobre «cuál es el uso ético de la información, el uso adecuado, en qué consiste la comunicación académica, por qué es diferente de otro tipo de comunicación», aclaró. Finalmente, en relación al cuarto objetivo, Duffour destacó la importancia de los espacios de encuentro y reflexión con los docentes para posibilitar el diseño de nuevas acciones tras el intercambio.

Problemáticas actuales y consideraciones de las y los docentes

Con la intención de identificar posibilidades de mejora desde la experiencia cotidiana en el ámbito de la enseñanza, las y los docentes plantearon tres grandes problemas: la existencia del plagio por desconocimiento por parte de los estudiantes y la falta de conciencia de la gravedad de estas prácticas; la carencia de herramientas para la elaboración de textos académicos, así como un aumento del plagio en el contexto de la pandemia. 

Los participantes agradecieron la instancia de construcción colectiva, manifestaron su deseo de que la mayoría de las y los docentes se sientan interpelados por estas instancias, en el entendido de que deben incorporarse nuevas estrategias y lineamientos de trabajo compartidos entre los docentes adjuntos, agregados y titulares, y expusieron sobre la necesidad de repensar la efectividad del Reglamento vigente «Criterios para casos de plagio/copia en enseñanza de grado y posgrado».

Asimismo, surgieron interrogantes en cuanto a la formación con la que llegan las y los estudiantes a la Universidad y plantearon que evaluar las competencias comunicativas al inicio de la carrera puede ser un buen camino a seguir, de igual forma que incorporar y ampliar los cursos que apunten a la formación en el campo.

A su vez, muchos docentes explicaron los beneficios de recibir una mayor formación para transmitir en el aula la importancia de un uso ético de la información, algo que actualmente se realiza pero se percibe poca receptividad por parte de los estudiantes a la hora de aplicar el conocimiento.

En cuanto a la aplicación del Reglamento, se planteó la importancia de aclarar algunos escenarios difusos donde la constitución de la copia o plagio se encuentra sujeta a interpretación del equipo docente. Además se cuestionó si el Reglamento debe aplicarse de la misma forma a todo el estudiantado o la medida debe ser definida en función del ciclo al que este pertenezca. Por otra parte, también se debatió sobre el estigma que puede generar una sanción, las formas para resguardar la identidad del estudiante en una primer advertencia y la importancia de una instancia formativa con el o la docente luego del hecho.

»Buenas prácticas ante plagio en FCS

Cerrar menú
Translate