El impacto del COVID-19 desde el punto de vista sanitario y social es claro. Actualmente no se cuenta con un tratamiento y no hay una estimación precisa del tiempo requerido para producir una vacuna, pero difícilmente esté disponible este año. El enfoque utilizado para detener la epidemia es la aplicación de controles de una epidemia clásica, como son el aislamiento de casos, el monitoreo de contactos y la cuarentena, así como el distanciamiento físico y las medidas de higiene. La identificación de contactos asociados a un caso positivo es un proceso manual y proclive a errores y omisiones, dependiente principalmente de la memoria de la persona. Estas limitaciones son particularmente graves en el caso de la pandemia actual, dado el elevado factor de contagio informado en la literatura (para una lista de 11 trabajos con estimaciones de los parámetros básicos). En estas últimas semanas ha ido tomando fuerza la idea de que las TIC pueden ser utilizadas para implementar soluciones que permitan complementar la aplicación de las medidas clásicas previamente enumeradas.

Al día de hoy ya están disponibles soluciones digitales de distinta naturaleza: para el monitoreo, prevención, diagnóstico y tratamiento de las infecciones Algunas de estas soluciones están siendo extensivamente usadas, con resultados prometedores, y si bien cuentan con funcionalidades que se podrían utilizar en Uruguay (en particular para el COVID-19), no todas parecen ser «compatibles» con la realidad del país, por ejemplo, debido a sus implicancias en relación a la normativa nacional existente en protección de datos personales y los principios de privacidad. Notar que la implementación masiva de una solución digital vulnerable puede poner en riesgo toda la estrategia de contención de la enfermedad con la ayuda de aplicaciones. En el entendido de que para el combate de esta, y posiblemente otras epidemias futuras, es estratégico avanzar en el conocimiento y manejo del uso de las tecnologías digitales como herramientas de ayuda a los sistemas científicos biológicos, así como a las instituciones de salud, es que proponemos desarrollar un estudio profundo de las soluciones tecnológicas ya disponibles para entender su aplicación y posible adaptación a la realidad socio-económica uruguaya. En una primera fase nos concentraremos en el estudio de aplicaciones para implementar proximity/contact tracing (rastreo de contactos/proximidad de acá en más).

Disciplinas
Informática, derecho y ciencias sociales.

Responsables del proyecto
Gustavo Betarte y Bárbara Muracciole.

Otros integrantes del proyecto
Andrea Delgado, Laura González, Álvaro Martín, Juan Diego Campo, Alvaro Forteza y Raúl Ruggia.

Contacto

www.fing.edu.uy/inco/proyectos/protect/

Cerrar menú
Translate