La comisión valora como una fortaleza el inicio de una evaluación diagnóstica a estudiantes al ingreso a Facultad y entiende positivo que más de la mitad de quienes ingresan sean primera generación de universitarios, lo que habla de un proceso de democratización en el acceso a la educación terciaria. Además, considera positivo el alto grado de formación de su plantel docente y no docente, al tiempo que destaca los altos niveles de satisfacción de los usuarios con los servicios de la Facultad.

Por otro lado, aunque valora positivamente la existencia de información sobre la composición social del estudiantado y su trayectoria educativa, ve como una debilidad que esta información sea escasamente utilizada para la gestión y el planeamiento de la enseñanza.

Otro de los puntos débiles señalados es el alto porcentaje de desvinculación estudiantil y el rezago en los tiempos de cursada de las carreras, la percepción negativa de quienes egresan sobre el vínculo con FCS, la escasez de formación pedagógico-didáctica del personal docente  y la concentración de la oferta educativa en Montevideo que hace que la mayoría de quienes cursa estudios sean del Área Metropolitana, evidenciando un «déficit importante en el acceso al servicio en el resto del país».

La comisión entiende que es posible diseñar acciones para atender las carencias estudiantiles en matemáticas y comprensión lectora, e incluso en expresión oral, y fortalecer la difusión y asesoramiento sobre oportunidades de intercambio para aumentar la cantidad de estudiantes que acceden a ellas.

Cerrar menú
Translate